Nueva exención en el IRPF para los pensionistas

La nueva exención a los pensionistas que el Gobierno parece guardarse en la recámara supondrá un ahorro fiscal medio en IRPF del entorno de los 900 euros anuales por persona. La medida, anticipada este martes por el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, consiste en la voluntad de eximir del pago del Impuesto sobre la Renta a aquellos beneficiarios cuyos ingresos por pensión se sitúen por debajo de los 17.000 euros anuales.

De este modo, esa exoneración que ya vienen disfrutando los pensionistas que ingresan 12.000 euros anuales (6,6 millones de personas) se extendería a otros 1,2 millones de personas.

Según los datos de la Seguridad Social, esos 6,6 millones de pensionistas cobran una prestación por debajo de los 900 euros al mes y no tienen retención, lo que no significa que todos ellos no paguen ahora IRPF, puesto que deben tributar en el caso de que obtengan ingresos por otras fuentes, algo muy generalizado entre los pensionistas.

El ahorro medio de 905,67 euros surge de promediar una simulación de la tributación en renta de tres contribuyentes-tipo situados en la franja entre 12.000 y 17.000 euros anuales de ingresos por pensión a partir de lo que ahora sí pagan en IRPF y dejarían de pagar al activarse la medida. El coste para las arcas se vería en parte compensado por la recaudación en otras figuras, como el IVA, ya que la medida persigue que los beneficiarios tengan más capacidad de gasto en consumo al elevarse su poder adquisitivo.

Las crecientes presiones de la oposición y la movilización ciudadana van surtiendo su efecto y sensibilizando al partido en el Gobierno de cara a la adopción de decisiones que mejoren la capacidad económica de los pensionistas. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado recientemente que su departamento trabaja para establecer alguna ayuda directa para los contribuyentes de mayor edad.

El Gobierno confía en que el Pacto de Toledo pueda cerrar sus recomendaciones a lo largo de la primavera para profundizar en la separación de fuentes.

El Sistema de la Seguridad Social cerró el año 2017 con un déficit de 18.800 millones de euros, según avanzó la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Eso significa que será necesario realizar un gran esfuerzo para equilibrar las cuentas.

Mayor poder adquisitivo

Maroto ensalzó el hecho de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “ya ha eliminado el IRPF para todos los pensionistas que tengan un pensión inferior a los 860 euros mensuales”, justo los que se sitúan en el umbral de 12.000 euros de ingresos por estas pagas. “Queremos hacer extensiva esa eliminación del IRPF incluso hasta los 17.000 euros de pensión; es decir, hacer que más pensionistas ganen poder adquisitivo por la vía de no declarar el impuesto”, añadió el vicesecretario popular en declaraciones a TVE, donde recordó recientes gestos, como el anuncio de subida de las pensiones de viudedad.

En cualquier caso, fuentes populares consultadas por este periódico reconocen que la voluntad de activar esta exención anunciada el martes por Maroto no tiene aún fecha de estudio en la agenda gubernamental, y destacan que se sitúa en el marco de las demandas de Ciudadanos de cara a la mejora de las pensiones.

Fuentes de la Administración tributaria confirmaron el martes la viabilidad del proyecto, a pesar de que no existen estimaciones económicas oficiales, aunque consideraron que es preciso definir muy bien el objetivo que se persigue con esta medida para que sea eficaz.